Observación Electoral en Venezuela




Las misiones de observación electoral se han convertido en un elemento clave de la democracia.  No existe una elección que no cuente con una misión confiable e independiente. Estas respuestas se han desarrollado en dos variables: una política y otra técnica.

En el área política, los gobiernos de cualquier naturaleza u orientación política, invitan a sus colegas, otros políticos y representantes de los tribunales electorales, con unos días de anticipación y pueden asistir a las elecciones, circular y emitir un reporte del acto electoral.

En el área técnica, los organismos internacionales: ONU, OEA, Unión Europea entre otras han desarrollado misiones de observación electoral, que llegan a los países con varios meses de anticipación,  analizan toda la campaña electoral, la normativa, los procedimientos y se despliegan a todo lo largo y ancho de los país, monitorean la elección, presencian el conteo y hasta presencian la celebración. Luego producen un reporte ampliamente detallado.

Estos reportes de observación electoral, son los que la comunidad internacional toman con seriedad, ya que quienes lo producen, son expertos, técnicos con muchos años de experiencia.  En nuestro continente, este mecanismo esta en manos de la OEA.  Veamos con más detalle, en las elecciones donde fue electo Hugo Chávez Frías por primera en 1998, una misión de mas de 80 técnicos, que monitoreó con mucha anticipación, dictaminó lo siguiente: “el acto electoral del 6 de diciembre de 1998 fue limpio, libre y transparente”. La OEA siguió recibiendo invitaciones para monitorear los sucesivos procesos que se han realizado en Venezuela, mientras el sistema se modificaba de forma radical. En el año 2006, la OEA participó como observador electoral en las elecciones presidenciales y entregó un informe donde decía que las elecciones habían sido limpias, pero entregaba una larga lista de temas que generaban preocupación: falta de equilibrio de la financiación de los partidos, uso de capta huellas, supervisión de la tecnología electoral entre otros muchos temas.  Esa fue la última vez que la OEA participó como observador electoral en Venezuela. Otros organizaciones internacionales, como la Unión Europea hicieron observaciones mas fuertes, como la falta de verificación de los sistemas electrónicos o la financiación del partido de gobierno.

La respuesta del Gobierno Bolivariano fue prohibir la observación electoral y crear un nuevo concepto: el acompañamiento electoral, que básicamente es la observación política que describíamos al inicio del artículo.


Casi 9 años han pasado y las últimas elecciones presidenciales la presión internacional por una observación electoral se han ido incrementando, en este caso el nuevo Secretario General de la OEA envió una carta, que en términos diplomáticos dejó sin piso a las próximas elecciones parlamentarias. Sin embargo, el CNE no ha cedido y UNASUR ha tenido grandes dificultades para aceptar que personas reconocidas como independientes y técnicos puedan integrar la misión de “acompañamiento”.  Al final, el resultado de las elecciones no tendrá la transparencia que unos y otros desean, para deterioro de todo el sistema parlamentario que saldrá de estas elecciones.  

Publicado en el Venezolano CR. Noviembre 2015

Comentarios

Entradas populares de este blog

Palabras en el Acto de Imposición de Medallas de la Escuela de Derecho de la Universidad Central de Venezuela. 25 de Noviembre 2010