Nuevamente Guyana







El diferendo por el Esequibo con Guyana se convierte en una fuente de tensión de la diplomacia venezolana.  Desde que Rómulo Betancourt, lograra en una gran movida diplomática, el reconocimiento de la posesión británica en la Guayana esequiba como parte del colonialismo británico a comienzos de los años sesenta del siglo XX, la tensión por esos 159.000 kilómetros cuadrados no ha cesado.

El planteamiento desde el punto de vista político, en la esfera internacional, no es fácil. Un país mediano pero petrolero de América Latina reclama las el 75% de un país soberano, pequeño y de herencia britanica.  Este discurso ha tenido un gran eco en la comunidad de países de origen británico del caribe y que ha sido un peso negativo en la política exterior de nuestro país, por décadas, Guyana representó un veto para el ingreso o aspiraciones de Venezuela en el movimiento de los no alineados y en muchos otros foros.

Sin embargo, la verdad de esa relación es mucho mas compleja y en esa forma se ha estructurado una aproximación diplomática al tema.

Guyana es una república independiente que heredó un problema colonial con una país del continente.  El acuerdo entre Venezuela y el Reino Unido, donde fue invitado el gobernador colonial de Guyana, crea un mecanismo de solución diplomática, que tiene por objetivo fundamental:  “buscar soluciones satisfactorias para el arreglo práctico” tal y como lo establece el artículo 1 del Acuerdo de Ginebra.   El mecanismo establecido en el año 1966, bloqueaba el acceso a los recursos naturales del area en disputa, con el objeto de acelerar la decisión final de ambas partes. Sin embargo, en casi 50 años no ha habido ningun arreglo, ni se ha generado el espacio para una solución y quizas lo que es peor, la desconfianza entre los dos estados, gobiernos y pueblos ha crecido en contra del propio acuerdo, pero tambien en contra de cada uno de los gobiernos.

La idea del Acuerdo de Ginebra en 1966 era muy clara. Dejemos el conflicto a un lado, reconozcamos la controversia y que los dos países construyan “satisfactoria y práctica”.  Sin embargo, ningún gobierno, en ningo de los dos países ha logrado el objetivo necesario.  Venezuela reiteradamente ha bloqueado posibilidades de desarrollo para los recursos naturales de ese país por años, incluida la posibilidad de una base de lanzamiento de cohetes.

Se impone una actitud racional de ambos países.  Para Venezuela, recuperar una parte del territo esequibo, en especial para ampliar su fachada atlantica y eventualmente recuperar el limite del Rio Esequibo. Para Guyana es fundamental la estabilidad en la construcción de un proyecto de sociedad y pais, que ayude a superar la pobreza que lo convierte en el mas pobre de sur America.


Estas graves tensiones tienen que forzar a ambas sociedades a buscar esa solución tan necesaria para la paz de todo el continente.  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Palabras en el Acto de Imposición de Medallas de la Escuela de Derecho de la Universidad Central de Venezuela. 25 de Noviembre 2010

Evo, Chavez y Cameron: aviones presidenciales y otros gastos