Corte Penal de UNASUR


La idea que venia rondando desde hace varios años en los pasillos de los gobiernos que conforman el socialismo del siglo XXI y de UNASUR, finalmente salió a la luz público de forma oficial: la necesidad de crear una Corte Penal Regional.

La presentación formal de la idea, la realizó el Canciller de Ecuador Galo Alfredo Chiriboga, en el marco de una reunión de ministerios públicos en Buenos Aires en junio pasado. Señaló el Canciller que la “corte penal de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que permitiría coordinar el combate del crimen transnacional organizado, entre todos los estados que conforman el bloque regional”.

La propuesta, según explicó, es que las instituciones de justicia de los países suramericanos estructuren un sistema jurídico en el cual se proceda, por iniciativa de cada fiscal general, en casos en los que se considere operan bandas criminales internacionales, como en el narcotráfico y la corrupción.

Según el Canciller Ecuatoriano el hecho de que los 12 estados miembros de Unasur ya formen parte de las principales convenciones y protocolos que combaten delitos como trata de personas, tráfico ilícito de migrantes y tráfico ilícito de estupefacientes, entre otros, facilitaría la negociación de un tratado constitutivo de esa nueva corte penal regional.

En este proyecto el Fiscal General de de Colombia, Eduardo Montealegre, ha venido jugando un papel importante apoyando con técnicos y estudios la idea.  Según mencionó el Canciller anteproyecto de tratado, que se espera sea discutido hacia finales de este año o comienzos de 2015, y posteriormente ser presentado ante los presidentes de Unasur para su aprobación.

El Secretario General de UNASUR, en unas declaraciones no muy bien interpretadas por la prensa, se refirió a que en esa corte no se juzgarían a miembros de la FARC, ya que la Corte Penal Internacional tiene su propia compentencia. De esa forma, la idea primero despaercibida por la prensa, ha llegado a la primera plana.


Si la idea de la Corte Penal regional es complementar los delitos transnacionales, abriendo un nuevo espacio para la lucha contra la impunidad internacional, será un hecho muy importante. Si por el contrario, la idea es relativizar el mandato de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Penal Internacional, pues entonces será una medida que contribuya al incrementar la impunidad contra la cual pretende luchar. Nos mantendremos atentos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Palabras en el Acto de Imposición de Medallas de la Escuela de Derecho de la Universidad Central de Venezuela. 25 de Noviembre 2010