Papa Francisco


El Estado Vaticano es uno de los sujetos de derecho internacional mas importantes en al diplomacia.  No solo por su importante red política, con innumerables embajadas a todo lo largo y ancho del globo terráqueo, con un servicio de profesionales entrenados para hacer el seguimiento de la política. Sino también por agrupar bajo una sola cabeza a los miles de millones de hombres y mujeres que profesan la fe católica.  Es por eso, que es tan relevante.

Desde que se inició el pontificado del cardenal argentino Berdoglio las expectativas han sido muchas. El primer Papa latinoamericano, sin tradición europea y con una agenda marcada por su propia formación jesuita.  Aún no realiza las visitas claves a Lourdes o Madrid, pero ya ha estado en el centro de recepción de migrantes en Lampedusa, ya paso por Corea y Albania, destinos poco comunes en un Papa.

Por otro lado, la visión que tiene de la iglesia de sus miembros es muy distinta. Es famoso el rumor de que el Papa Juan Pablo II se refería algún cura que había pecado, eufemismo para referirse a crímenes o delitos penales en cualquier estado,  como “nuestro hombre” y que debíamos protegerlo, porque había dedicado la vida al sacerdocio.  El rumor en el caso del Papa Francisco es que no hay tolerancia con los crímenes, por ello ya un monseñor, esta preso por corrupción; a un arzobispo por abuso de menores y grandes investigaciones al interior de las finanzas del Vaticano.

Ahora emprende la reforma de temas claves como la igualdad y la no discriminación, con un Sínodo sobre la Familia que culminó esta semana, donde se discutió el estado de los y las divorciadas, de los homosexuales y los matrimonios entre diversas religiones.  Uno de los cardenales de confianza del papa, Walter Kasper ha dicho: “todo pecado puede ser perdonado, también el divorcio”

Pero las criticas no son pocas. El cardenal esloveno Franc Rodé, antiguo prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada, afirmó: “Sin duda, el Papa es un genio de la comunicación. Tiene a su favor que parece simpático. Pero sus opiniones relativas al capitalismo y a la justicia social son excesivamente de izquierdas. Se ve que está marcado por el ambiente del que viene. En América del Sur hay grandes diferencias sociales y cada día se producen allí grandes debates sobre esa cuestión. Pero esta gente habla mucho y resuelve poco”.

Quizas sea un juicio duro, pero los aires que América Latina pueden traer ahora, no serán reprimidos como en la época de la teologia de la liberación, ya iglesia católica necesita acercarse a su gente y solo con transparencia y actualización se logrará.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Palabras en el Acto de Imposición de Medallas de la Escuela de Derecho de la Universidad Central de Venezuela. 25 de Noviembre 2010