Declaración Inaceptable


Las organizaciones internacionales son instituciones políticas. Estas entidades, pueden ser inter gubernamentales o meramente gubernamentales, es decir, están representados por los poderes ejecutivos de los estados miembros o por una representación de estos estados. De tal forma, que en general todas las decisiones son productos de calculados operaciones de matemática política.  Estos cálculos políticos en ningún caso restan valor a las políticas que estas entidades adelantan en todos los campos de la vida humana, desde la Organización de Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos, hasta las mas especializadas organizaciones como la OMS, Organización Mundial de la Salud, UNESCO, para la educación, por nombrar solo algunas de la larguísima lista de organizaciones internacionales existentes en el mundo.

Una forma de ver la complejidad de estas organizaciones tiene que ver con quien ejerce el máximo liderazgo de la entidad, normalmente un Director o el Secretario General. Estos son electos por votación o consenso entre los países miembros, de tal forma que deben reflejar la visión general de quienes los eligen, guardando siempre una visión de respeto a los estados que votaron o no por su mandato.  En una ocasión, la revista londinense “The Economist” al referirse al Secretario General de la ONU Ban Ki Moon, lo calificaba como muy secretario y poco general, para describir la lentitud de su inició de gestión.

Esta larga introducción me permite referirme a las declaraciones del Secretario General de UNASUR, Ernesto Samper, en referencia al asesinato del diputado venezolano Roberto Serra. UNASUR, Unión de Naciones Suramericanas, integrada por 12 países: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela, eligió al ex presidente colombiano para que representará y adelantará sus funciones en representación de los 12 estados.  Por eso, sorprende que el Secretario General Samper, acusará al paramilitarismo de un país miembro, por actuar contra un miembro de los poderes públicos de otro país miembro sin que apenas se hubiesen investigado los acontecimientos que rodearon el caso.

Estas declaraciones del Secretario General Samper rebasan la intromisión en asuntos internos, logran inmiscuirse en asuntos internos de dos estados al mismo tiempo y violar su propio mandato de neutralidad y compromiso con el cargo asumido.  Ciertamente son infortunadas e inaceptables.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Palabras en el Acto de Imposición de Medallas de la Escuela de Derecho de la Universidad Central de Venezuela. 25 de Noviembre 2010

Evo, Chavez y Cameron: aviones presidenciales y otros gastos