Consul en Aruba



La situación creada alrededor de la designación como cónsul, encarcelamiento y posterior liberación del General Hugo Carvajal en la Isla de Aruba, se une al largo rosario de incidentes diplomáticos que han caracterizado la diplomacia bolivariana desde 1999.

Mucho se ha dicho sobre el tema, hay muchas historias y elementos, pero para una publicación como esta dirigida fundamentalmente a colegas abogados y abogados, quisiera concentrarme en algunos hechos claves para analizar el problema.

1. Un Cónsul General no es un embajador, las inmunidades de las que disfruta no son iguales a las que disfruta el Jefe de una misión diplomática. El caso de algunos territorios o sedes consulares que están alejadas de las capitales o que pertenecen a territorios que no forman parte de la unidad territorial, en la práctica se comportan como embajadores, pero en la realidad jurídica, son situaciones muy distintas.

2. Un Embajador acreditado ante un estado tiene inmunidad diplomática absoluta, según el art 29 de la Convención de Viena que regula la materia. “La persona del agente diplomático es inviolable. No puede ser objeto de ninguna forma de detención o arresto. El Estado receptor le tratará con el debido respeto y adoptará todas las medidas adecuadas para impedir cualquier atentado contra su persona, su libertad o su dignidad.Es decir, no puede ser encarcelado bajo ninguna circunstancia, es una inviolabilidad absoluta

3. El Cónsul tiene ciertas inmunidades y privilegios limitados, pero el estado receptor puede detenerlo según el Art. 41 de la Convención de Viena que regula la materia, cuando se llenan las formalidades establecidas. Veamos el texto mencionado:
“1. Los funcionarios consulares no podrán ser detenidos o puestos en prisión preventiva sino cuando se trate de un delito grave y por decisión de la autoridad judicial competente.
2. Excepto en el caso previsto en el párrafo 1 de este artículo, los funcionarios consulares no podrán ser detenidos ni sometidos a ninguna otra forma de limitación de su libertad personal, sino en virtud de sentencia firme.
3. Cuando se instruya un procedimiento penal contra un funcionario consular, éste estará obligado a comparecer ante las autoridades competentes. Sin embargo, las diligencias se practicarán con la deferencia debida al funcionario consular en razón de su posición oficial y, excepto en el caso previsto en el párrafo 1 de este artículo, de manera que perturbe lo menos posible el ejercicio de las funciones consulares. Cuando en las circunstancias previstas en el párrafo 1 de este artículo sea necesario detener a un funcionario consular, el correspondiente procedimiento contra él deberá iniciarse sin la menor dilación”

En este caso, según se informó por los medios de comunicación, se presentó una orden de captura y que el Fiscal de la Isla de Aruba decidió acatar. Igualmente se informó que las autoridades de los Estados Unidos presentarían una solicitud de extradición.

La Convención de Viena sobre Relaciones Consulares, tiene un procedimiento previsto para las detenciones del personal consular, en su Artículo 42, que establece lo siguiente:

Cuando se arreste o detenga preventivamente a un miembro del personal consular, o se le instruya un procedimiento penal, el Estado receptor estará obligado a comunicarlo sin demora al jefe de oficina consular. Si esas medidas se aplicasen a este último, el Estado receptor deberá poner el hecho en conocimiento del Estado que envía, por vía diplomática.”

De tal forma que podemos decir que no fue una detención arbitraria, sino que llenaba los extremos legales previstos en la normativa internacional referida al tema.

4. El Gobierno de Holanda conocía el publico expediente internacional que el General retirado tenía ante el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos por colaboración con la guerrilla colombiana de las FARC. De tal modo, que el Gobierno del país receptor podría no haber otorgado o rechazado la designación del funcionario en cuestión, desde el momento de su nominación, que según la prensa fue realizada a comienzos de año. Quizás de esa forma, todo este grave incidente entre las relaciones de los dos estados, podría haberse solucionado de una forma menos infamante para todas las partes en el mismo.

5. El General Carvajal viajaba con un pasaporte diplomático, que solo le otorga privilegios en el viaje y con las autoridades. La confusión ocasionada por los personajes que viajan con pasaporte diplomático de un estado es muy común y extendida. Sin embargo, desde la detención del General Pinochet en Londres, con un pasaporte diplomático, quedo claro que esa protección no es suficiente para bloquear un proceso judicial.  El Gobierno ha alegado que se violaron los derechos del designado Cónsul Carvajal, pero la Convención sobre Relaciones Consulares, es clara al afirmar:
1. Los miembros de la oficina consular gozarán de los privilegios e inmunidades regulados por la presente Convención, desde el momento en que entren en el territorio del Estado receptor para tomar posesión de su cargo o, si se encuentran ya en ese territorio, desde el momento en que asuman sus funciones en la oficina consular.

La protección del pasaporte diplomático, cuando no se es diplomático solo se limita a formas y buenos tratos, pero en ningún caso representa una inmunidad para el portador.  

6. Después del escandalo ocurrido con la detención, el Gobierno de Holanda declaró persona non grata al General Carvajal cerrando el incidente desde la perspectiva diplomática. El nominado por el Gobierno Bolivariano de Venezuela no podrá desempeñarse como Cónsul General. Desde la perspectiva jurídica, el mensaje que envía el Gobierno de Holanda, es que la persona nominada por el Gobierno Bolivariano no era la idónea para desempeñar la representación de los venezolanos en esa importante consulado venezolano. 

7. Para nosotros abogados y abogadas, quedará igualmente en los anales de la jurisprudencia patria, la decisión de la Sala Constitucional Tribunal Supremo de Justicia, el 25 de Julio de este año, de un amparo constitucional a favor del General Hugo Carvajal por hechos cometidos en una jurisdicción extranjera y en violación de otro ordenamiento jurídico. Es interesante que la decisión del amparo antes mencionado, decide: “exhorta al Ejecutivo Nacional, (…) a continuar las acciones tendentes a exigir a las autoridades de Aruba que procedan a la inmediata observancia y aplicación de la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares, demás Tratados e Instrumentos Internacionales aplicables al servicio exterior, en relación al ciudadano Hugo Carvajal”.

El incidente, grave y lamentable daña de manera importante la imagen y capacidad del servicio exterior de nuestro país y la forma como es percibido internacionalmente. Un estado responsable no puede designar a un funcionario que tienen acusaciones graves en el ámbito internacional, ya que la receta para el conflicto es segura.

El Cónsul no es una figura política o que representa la agenda política del Estado. Según la Convención en la materia,  en su artículo 5 se establece lo siguiente:
Las funciones consulares consistirán en:a) proteger en el Estado receptor los intereses del Estado que envía y de sus nacionales, sean personas naturales o jurídicas, dentro de los límites permitidos por el derecho internacional;”

Enviar a un general, director del órgano de inteligencia política del gobierno, convierte al funcionario en un servidor de los intereses del gobierno o de una parcialidad política, pero poco la protección de todas las personas, que pudiearn requerir de esa protección.

Como ya vimos. Este grave incidente con la acreditación de un funcionario consular ha traído graves consecuencias para todos los venezolanos, al dejar al descubierto los graves problemas en la designación de funcionarios que no son de carrera parar puestos que deben ser para un grupo de funcionarios que se ha preparado específicamente para un área técnica de la administración del Estado.


Este incidente nos afecta a todos, como país, como gobierno, como sociedad. Lamentable nos afecta a todos.

Publicado en la Revista Ambito Juridico en Caracas en Septiembre 2014

Comentarios

Entradas populares de este blog

Palabras en el Acto de Imposición de Medallas de la Escuela de Derecho de la Universidad Central de Venezuela. 25 de Noviembre 2010

Evo, Chavez y Cameron: aviones presidenciales y otros gastos