Liberia







Esta semana tuve la oportunidad de presenciar la visita de la Presidente de Liberia, Ellen Johnson-Sirleaf a la Universidad para la Paz en Costa Rica. En una sencilla ceremonia, la Presidente de uno de los países mas pobres del mundo, inauguró su propio busto, como un homenaje que estudiantes liberianos, estudiando en Costa Rica, habían preparado para ella.  Fondos públicos de Liberia no fueron utilizados para construir este monumento.

Pero, ¿quien es la actual Presidente de Liberia, que puede ser erigido un busto en su honor en una institución adscrita al sistema de la Organización de Naciones Unidas? La Señora Ellen Johnson-Sirleaf, es la primera mujer presidenta electa en el continente africano, ganadora del Premio Nobel de la Paz en el año 2011, en conjunción con otras dos mujeres, por sus aportes a la reconstrucción de la sociedad liberiana; economista, egresada de las mejores universidades del mundo y con experiencia en la ONU, en CITIBANK y en entidades regionales africanas.

La Señora Johnson-Sirleaf es una abuela de 75 años, que obtuvo la presidencia del país, en una casi indiscutible victoria, que fue precedida por otro intento electoral fallido en las elecciones previas en contra el Presidente Charles Taylor.  Por denunciar las diversas atrocidades que vivió el país en la década de los ochenta así como en los procesos liderados por Taylor, Ellen Johnson-Sirleaf, fue exilada,  encarcelada y castigada.

Liberia, sin embargo, es un caso peculiar en la historia africana. Fundada como colonia de los Estados Unidos en 1822, como destino para enviar a los esclavos liberados, estos en 1847 independizaron el país y fueron estableciendo una sociedad con una marcada visión aislacionista y de proyecto propio de independencia.  Este modelo fue desarrollándose con cierta continuidad a lo largo del siglo XX, con apoyo de los Estados Unidos y algunas de sus transnacionales, hasta el antes referido golpe de estado del Sargento Samuel Kanyon, que inició el proceso de desestabilización de casi treinta años, que culminó con la elección de la Presidenta Ellen Johnson-Sirleaf en el año 2005.

El contacto con esta mujer, líder de su país y de un pueblo, refleja una persona de carácter fuerte y poco dada al público, quizás una herencia de la historia de su pueblo, que no ha cambiado su carácter mas bien reservado, pero que reconoce al mismo tiempo el intercambio internacional y la educación de alta calidad, como la clave para el desarrollo de la juventud de su pueblo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Palabras en el Acto de Imposición de Medallas de la Escuela de Derecho de la Universidad Central de Venezuela. 25 de Noviembre 2010