Siria

“Todo tiene su final, nada dura siempre”, dice el poeta. Y aunque la situación en Siria no culmina, si podemos afirmar que entra en una etapa resolutiva.

La misión de la  ONU que viajó a Siria a lo largo de esta semana tenía un mandato claro y simple: determinar el uso de armas químicas contra la población civil. No establecer responsabilidades, solo verificar el uso de armamento prohibido.  Y es que el uso de estas armas de destrucción masiva e indiscriminados efectos fue vedado desde la Primera Guerra Mundial por sus devastadores efectos.  Son de tal envergadura, que durante la Segunda Guerra Mundial, no se utilizaron contra la población civil, e incluso se dice que Adolfo Hitler prohibió su uso de manera terminante.  Solo Saddam Hussein había usado armas químicas contra población civil, Kurdos,  en el pasado.

El Secretario General de la ONU, Señor Ban Ki Moon luego de la finalización de la misión de inspección, solicitó a la comunidad internacional algunos días para presentar el Reporte Final, en medio de las especulaciones de los lideres internacionales, desde Obama y sus aliados europeos condenando el ataque, Putin ofreciendo tiempo y los lideres latinoamericanos defendiendo “al pueblo sirio” de los ataques de Estados Unidos, aunque que ahora sufre las consecuencias de las armas químicas de su propio estado.

En cualquier caso y mas allá de la política de televisión, el Consejo de Seguridad debe reunirse y evaluar de manera conjunta las pruebas obtenidas por la Misión de Inspección.  Luego, de forma realista los 15 miembros y en especial los 5 permanentes tendrán que tomar una decisión: proteger a un presidente responsable de una guerra civil de mas de 100.000 muertos o finalizar la inacción del máximo órgano de la política mundial.

Los extremos establecidos por la propia ONU para activar el uso colectivo de la fuerza a través de la doctrina de la Responsabilidad para Proteger (R2P) están sobre la mesa. Pero debemos recordar que esa misma doctrina deja claro que el uso de la fuerza será el último recurso. El uso de armas químicas debe activar la maquinaria del derecho internacional en todas sus formas, para evitar mas muertes en ese conflicto y minimizar los daños en ese país.

La responsabilidad final recaerá en los dos países, Rusia y China,  que han venido deteniendo la activación del Derecho Internacional en esa zona. Cada día el conflicto se degrada más y la experiencia afirma que cuando tengamos acceso a toda la información del país nos sorprenderemos de la extensión de los daños y muerte en ese país.  

Publicado en el diario Tal Cual de Caracas

Comentarios

Entradas populares de este blog

Palabras en el Acto de Imposición de Medallas de la Escuela de Derecho de la Universidad Central de Venezuela. 25 de Noviembre 2010

Evo, Chavez y Cameron: aviones presidenciales y otros gastos