Barco coreano

En el mes de abril de este año, la agencia oficial de noticias de Corea del Norte KCNA, anunció que el Ejército Popular de Corea (del Norte), "llevará a cabo poderosos y sucesivos contraataques militares, como ya declaró solemnemente su Comando Supremo", contra objetivos en los Estados Unidos y Corea del Sur.  Agregó la Agencia que Corea del Norte “informa oficialmente a la Casa Blanca de que usará "medios nucleares de alta tecnología más pequeños, ligeros y diversificados" para responder a la "cada vez más intensa política hostil" de EEUU hacia el país comunista.

Las maniobras y la tensión en los Estados Unidos, Corea del Sur, Japón, China y Rusia mantuvo en vilo a la comunidad internacional por semanas. Los analistas en los diferentes medios de comunicación, especulaban al igual que en las mesas situacionales de los gobiernos del mundo acerca de la naturaleza y veracidad del ataque. En Corea del Sur, a pocos kilómetros, no se tomaban en serio los ataques, mientras aprestaban equipos militares. De repente, desapareció la amenaza. El Consejo de Seguridad de la ONU, sin ningún veto, ratificó su llamado al dialogo a Corea del Norte y ratificó sus sanciones de ventas de armas.

Sorprende entonces, que a penas pasados dos meses de una situación de grave tensión mundial, un barco del gobierno de Corea del Norte, sea detenido por autoridades panameñas antes de cruzar el canal interoceánico, con un cargamento de azúcar, que esconde misiles y armamento no declarados.  Igualmente sorprende la naturalidad con la que las autoridades cubanas afirman que el armamento les pertenece, que no esta operativo y que solo lo mandan al otro lado del mundo para que lo arreglen. Según la cancillería cubana, “se transportaban 240 toneladas métricas de armamento defensivo obsoleto-dos complejos coheteriles antiaéreos Volga y Pechora, nueve cohetes en partes y piezas, dos aviones Mig-21 Bis y 15 motores de este tipo de avión, todo ello fabricado a mediados del siglo pasado-, para ser reparado y devuelto a nuestro país.”

El Gobierno de Corea del Norte comentó ayer que la forma en que el Gobierno de Panamá había tratado a su tripulación y retenido a su barco, era en violación al derecho internacional y los acuerdos vigentes.  En respuesta el Gobierno de Panamá, explicaba que esta operación se realizó al amparo de las resoluciones del Consejo de Seguridad de ONU. 

En la prensa internacional se cuentan ya grandes investigaciones sobre las rutas del barco y un gemelo del mismo buque que han tenido rutas interoceánicas permanentes entre la isla caribeña y Corea. Pero no quiero entrar aquí a elaborar sobre esas teorías, sino señalar los graves riesgos que esta operación revela para la comunidad internacional, para el caribe y para nuestro país. 

Este cargamento podría revelar que Cuba esta mucho mas articulada en la política internacional, que lo que muchos analistas podían prever. Y eso, afecta directamente a Venezuela.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Palabras en el Acto de Imposición de Medallas de la Escuela de Derecho de la Universidad Central de Venezuela. 25 de Noviembre 2010