Observación electoral


Las elecciones de diciembre de 1998, donde obtuvo la presidencia de Venezuela Hugo Chávez, inauguraron el uso de sistemas informáticos avanzados. El Estado Venezolano, como una forma de asegurar la transparencia de los mismos, invitó a la Organización de Estados Americanos (OEA) a monitorear todo el proceso. Desde el mes de octubre de 1998, una misión encabezada por el brasileño Edgardo Reis, con decenas de profesionales se mudaron al país. La misión se distribuyó en todo el país, con la sede principal Caracas y subsedes en Los Teques, San Fernando, Barinas, Maracaibo, Barquisimeto, Valencia, Cumaná, Puerto La Cruz, Ciudad Bolívar y Mérida, las actividades incluyeron contactos con las autoridades electorales, representantes de los partidos y movimientos políticos, de las Fuerzas Armadas, de los medios de comunicación y la ciudadanía en general, así como con la observación de la distribución y reparto del material electoral durante el período pre-eleccionario. El comunicado que emitió la OEA después de las elecciones, expresó que “el proceso electoral fue limpio, libre y transparente”.
Eso contrasta con las opiniones de muchos de los miembros de los partidos que apoyaron al movimiento de Hugo Chávez.
Los procesos de observación electoral bajo el mandato de organizaciones internacionales, como la ONU, la Unión Europea o en nuestra región la OEA  que con el apoyo del Centro de Asesoría y Promoción Electoral CAPEL de la Organización representan una observación electoral técnica y profesional, que evalúa todas las etapas del proceso emite un informe con observaciones y recomendaciones.
Eso no se ha permitido en Venezuela en los últimos procesos electorales.  EL CNE venezolano eliminó la figura de la observación y lo sustituyo por el “acompañamiento electoral”.
Esta observación no representa una misión de observación técnica electoral, sino una observación del proceso político. Estas misiones normalmente llegan un par de días antes, tienen entrevistas el día previo a las elecciones y el día del proceso como tal, viajan por todo el país, visitan los centros de votación, hablan con la gente en las colas y tratan de sentir el ambiente. Esta integrada por personalidades, políticos, académicos y representantes de ONG. Luego, se reúnen al finalizar el proceso y emiten un comunicado, horas después de que el CNE publica los primeros resultados.
La democracia hoy en día, es un derecho humano que requiere de la mayor supervisión, local e internacionalmente. De allí la importancia de observaciones técnicas en primer lugar y política como complemento, que permitan asegurar a la población de un país en particular, pero a la comunidad internacional en general el respeto a la voluntad popular. En estas elecciones en Venezuela, solo tendremos la observación política. Esperemos que pronto volvamos a tener una observación completa e integral para bien de todos. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Palabras en el Acto de Imposición de Medallas de la Escuela de Derecho de la Universidad Central de Venezuela. 25 de Noviembre 2010