Siria: En la encrucijada



La dimensión política de la guerra civil en Siria sigue moviéndose, reduciendo el apoyo Bachar el Asad para sus maniobras. El Fin de semana pasada en Doha, Catar, los diferentes partidos de opositores en conformaron la Coalición Nacional para las Fuerzas de la Oposición y la Revolución Siria (CNFORS). Esta coalición de fuerzas opositoras recibió el respaldo del Consejo de Cooperación del Golfo, como los legítimos representantes del pueblo Sirio. Esta organización regional está compuesta  Bahréin, Kuwait, Omán, Catar, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos. Este grupo de países tiene un peso específico muy importante en la región, en especial el papel que tiene Arabia Saudita en la política musulmana.
A los pocos días, el Presidente Francés, François Hollande, en una rueda de prensa en París anunció, "que Francia reconoce a la Coalición Nacional Siria como la única representante del pueblo sirio y, por lo tanto, como el futuro Gobierno provisional de la Siria democrática que permita terminar con el régimen de Bachar el Asad".
La CNFORS tiene como objetivos, presentar una imagen de mayor coordinación entre las fuerzas que luchan en Siria, y constituir un Gobierno en el exilio con  un control en el propio territorio Sirio. El bloque formado durante el pasado fin de semana, liderado por el religioso Ahmed Moaz el Jatib quiere además un mayor reconocimiento internacional para incrementar las ayudas económicas a la oposición y con ese obtener mayores recursos para la lucha.
Pero en paralelo, el conflicto interno sirio esta involucrando cada vez a sus vecinos. La semana pasada, Turquía e Israel recibieron ataques directos de las fuerzas sirias en su territorio. En el caso turco, el Secretario General de la OTAN, el danés Anders Fogh Rasmussen, anunció "hará lo que tenga que hacer para proteger y defender a Turquía, nuestra aliada". Estas declaraciones en respuesta a los ataques a la ciudad de Ceylanpinar, y el bombardeo de Ras al Ain.  Por el otro lado, Siria ha atacado posiciones israelitas en los Altos del Golan en los últimos días. El Gobierno Israelí anunció que al principio pensaron que podían ser daños colaterales o incidentes aislados, pero luego de la exactitud de los ataques a puestos de defensa o vehículos militares, usaron la fuerza directa en contra de los fuerzas sirias. Estos son los primeros ataques entre Siria e Israel desde la Guerra del Yom Kippur en 1973.
Estos ataques pueden desencadenar un escalamiento en el conflicto, si la comunidad internacional no profundiza los caminos diplomáticos del dialogo. Rusia y China deben desbloquear las iniciativas de paz ante el Consejo de Seguridad.  Si eso no sucede, tenemos ya todos los elementos para un conflicto regional de dimensiones inmanejables para la región.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Palabras en el Acto de Imposición de Medallas de la Escuela de Derecho de la Universidad Central de Venezuela. 25 de Noviembre 2010