Corte Penal Internacional


La Corte Penal Internacional (CPI) recibió la semana pasada, una gran dosis de cobertura de los medios de comunicación. El máximo tribunal internacional para las causas criminales individuales dictó su primera sentencia definitiva y además ha sido el centro del debate de los activistas en materia de protección de derechos humanos en África.

La CPI, creada a través del Estatuto de Roma en el año 1998, encontró culpable al guerrillero Thomas Lubanga Dylo de crímenes de guerra, por reclutar niños para la guerra en un movimiento rebelde en la antigua Zaire, actual República Democrática del Congo. La investigación del Fiscal Argentino Luis Moreno Ocampo terminó en una orden de captura en el año 2005. Esta investigación se realizó con el apoyo y colaboración del gobierno del Congo, quien logró la captura del líder guerrillero el año 2006 y logró su traslado a la sede de la Corte en La Haya, Holanda.

El juicio, como primer procedimiento de la CPI estuvo lleno de cuestiones jurídicas. La primera de ellas y que retrasó de forma importante el caso fue como proteger el derecho del señor Lubanga de tener un juicio justo. En el año 2007, la CPI informó de los cargos al acusado y el juicio comenzó de manera formal en el año 2008. Las cifras del juicio son impresionantes: 204 audiencias, 36 testigos por la Fiscalía; 19 testigos por la defensa; 3 testigos por las victimas y 4 expertos llamados por la Corte.

La sentencia, dictada por una sala especial de tres jueces: un ingles, un boliviano y una costarricense, encontraron culpable a Lubanga de los crímenes relacionados con el secuestro y uso de niños en combate. En una audiencia posterior se determinará el número de años que deberá estar encarcelado. El Estatuto de Roma no contempla la pena de muerte.

En paralelo a esta decisión histórica en contra de un criminal de guerra, una ONG en los Estados Unidos organizó la campaña Kony2012, con el objetivo de detener a un criminal de guerra africano solicitado por la Corte Penal desde el año 2005 y que aún no ha sido capturado. El video que puede ser visto con ese título en internet ya lleva más de 100 millones de visitas. El objetivo de la campaña es sensibilizar al público de los Estados Unidos de América para que apoye la detención de este criminal, hecho en sí mismo muy interesante, porque la Administración Bush retiró la firma que Bill Clinton había realizado previamente para evitar que ese país pudiera ser vinculado por esa Corte. Este movimiento sin duda reabrirá el debate en ese país como ya lo está haciendo en el mundo entero respecto al papel de las ONG en el mundo de hoy.

La Corte Penal Internacional es el primer tribunal universal permanente en la historia del género humano establecido para juzgar las peores atrocidades cometidas en nuestro planeta. Sin duda representa el futuro del derecho internacional y cualquier iniciativa que contribuya a su buena marcha y legitimación en su trabajo es una forma de avanzar en la forma de civilizar nuestro planeta.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Palabras en el Acto de Imposición de Medallas de la Escuela de Derecho de la Universidad Central de Venezuela. 25 de Noviembre 2010