Cuatro acontecimientos para seguir en el 2012


La tentación de cerrar un año de un nuevo puerto de comunicaciones sobre la política internacional, lleva irremisiblemente a pensar en un resumen o en el acontecimiento más importante del año. Ya la Revista Time expresó su opinión al respecto, cuando propuso al manifestante como personaje del año, refiriéndose al encapuchado árabe o al ocupa europeo o estadounidense. En nuestro país, siguiendo el paralelismo, sería Usted amigo lector, quien desafía al Gobierno cada día, al buscar la realidad de lo que sucede en nuestro país, alejado de la visión confesional y oficialista. Pero estamos en la sección internacional y debemos enfocarnos fuera de nuestras fronteras.

Le propongo en esta lectura, quizás más relajada por el fin de año, tres acontecimientos que pueden haber marcado el 2011 y que por ende seguirán impactando el año próximo: la muerte de Gadafi, la crisis del euro, la aceptación de la sentencia de la Corte Interamericana en el caso de Leopoldo Lopez y el no ingreso de Venezuela a MERCOSUR. Veamos un poco más en detalle.

La muerte de Gadafi, en el medio de dos procesos diferentes, la primavera árabe-libia y la aplicación de la doctrina de la Responsabilidad para Proteger de la ONU, por parte de la OTAN, marcó la agenda. Pero también el final de la transición entre un mundo bipolar a una sociedad internacional pluripolar. Con Gadafi murió el último gran maestro de la guerra fría. Las consecuencias para el mundo, África y su pueblo están aún por aparecer. Pero serán importantes.

La idea de construir una moneda común para Europa sobre el modelo del Marco Alemán, siempre tuvo sus riesgos. Mientras la nueva Europa unida tuvo niveles altos de prosperidad, todo funcionó, pero al comenzar los ajustes todo se complicó. Sin embargo, aún conviven dos realidades, la inestabilidad institucional donde los ministros se enfrentan para conseguir acuerdos y por el otro la fortaleza del euro como moneda de cambio internacional. Esta dicotomía se resolverá, pero las heridas permanecerán.

Las declaraciones destempladas de representantes del Gobierno Bolivariano sobre la intromisión de la Corte Interamericana en la política venezolana en el caso de Leopoldo Lopez, no disimularon cuando el Consejo Nacional Electoral obedeció la sentencia de esa Corte. Los riesgos de sanciones a Venezuela en el marco de las próximas elecciones era un riesgo muy alto para la 4 re-elección del Presidente Chávez.

Por último, esta semana, el Presidente Chávez con voz apesadumbrada señalaba el fracaso de la estrategia de integración del gobierno bolivariano, al salirse de la Comunidad Andina, entrar en el MERCOSUR y tratar de ampliar el eje Caracas-La Habana en un modelo de integración. Las consecuencias han sido muchas y las hemos sufrido todos por la necesidad de importar cada vez más productos, frente al colapso del aparato productivo nacional, que había encontrado hace una década en Colombia un mercado para expandirse.

Estos hechos serán marcadores en el 2012, con preguntas simples que se tendrán que responder en el tiempo:

¿El fundamentalismo islámico dará al traste con las reformas seculares de Gadafi en Libia y quizás en el mundo árabe?

¿El Euro podrá mantenerse como moneda referente en lo político y económico?

¿Aceptará Venezuela una observación electoral completa de la OEA para las elecciones de Octubre?

¿Volverá Venezuela al proceso de integración continental y terminar con su aislamiento?

Tendremos todo un 2012 para verlo, ojala que juntos podamos compartir algunas de estas dudas. Pero por lo pronto, feliz navidad y nos vemos el año que viene.

Comentarios

Ronald Castro Fernández ha dicho que…
Me pregunto si algunos aspectos de la situación interna venezolana; por ejemplo, la escasez de gasolina (con la consiguiente militarización de las estaciones de servicio), apagones, el número de asesinatos cada fin de semana en Caracas achacados a la delincuencia común (aunque Caracas es una gran ciudad, 40 - 50 muertes violentas cada fin de semana me parece exagerado) y un largo etcétera; sea el caldo de cultivo para una explosión de violencia civil que aproveche el estado de salud del gobernante para intentar derrocarlo, abriéndole la puerta, a su vez, a los aliados chavistas regionales para intervenir en su defenza (hecho similar contrario sensu]percibo en la insistencia de Ortega de generar en Costa Rica una respuesta militar, a la sombra del TIAR, instrumento al que Costa Rica históricamente ha invocado en momentos de necesidad para permitir la intromisión chavista en centroamérica para defender la "débil Nicaragua" contra "las fuerzas imperialistas" que acudirían en respuesta a la solidaridad hemisférica y de paso construir un puente para ocasionar un enfrentamiento último entre EEUU e Irán [sombra que se mueve detrás de Chaves]... ocurrencias mías) y desestabilizar todo el Continente.

Espero, de darse una "solución biológica" en lugar de una posible guerra civil; el pueblo venezolano encuentre la fórmula para establecer un nuevo pacto sinalagmático conmutativo que redireccione el país en la ruta propiada para maximizar su desarrollo interno y su impacto internacional en la búsqueda del bien para el mayor número.

Saludos,

Entradas populares de este blog

Palabras en el Acto de Imposición de Medallas de la Escuela de Derecho de la Universidad Central de Venezuela. 25 de Noviembre 2010