Santos: Un año en Colombia


El pasado mes de agosto el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, cumplió un año al frente del Gobierno; es una buena oportunidad para hacer un análisis de la situación del país vecino.

Una primera mirada, es que las cosas van bien y la opinión pública apoya a este hombre que planeó durante décadas seguir el ejemplo de su tío abuelo Enrique Santos, presidente durante entre 1938-1942. Si un buen político, es aquel que sigue a Aristoteles y Leibniz al lograr que la política sea el arte de hacer posible lo imposible; entonces, Juan Manuel Santos es un gran político.

Electo como el continuador de la obra de Uribe, el heredero del controversial y omnipresente jefe de estado, en la práctica ha logrado cambiar sus postulados más radicales sin cambiar perder el apoyo de los electores. Las conflictivas relaciones con los presidentes de Venezuela y Ecuador, han pasado a un plano de constructiva cohabitación. En el caso venezolano, las expresiones de un lado a otro han pasado de la retorica más empalagosa del cachaco, “Chávez mi nuevo mejor amigo”, hasta las efectivas muestras del compromiso de Chávez, al entregar a varios guerrilleros y colaboradores a las autoridades colombianas, e incluso aceptando las especiales relaciones económicas que impone el gobierno bolivariano a aquellos que quieren hacer negocios con él, como quedó demostrado en los acuerdos firmados en abril pasado.

Según encuestas realizas por las firmas Ipsos-Napoleon Franco publicadas en la Revista Semana, las relaciones internacionales han recibido el mayor respaldo del país. Sin embargo, la percepción del país sobre los avances en el tema de seguridad se han visto claro en estas encuestas. Por ejemplo en Noviembre del 2010, la aceptación de Santos en el tema de seguridad se ubicaba en el 80%, el mes pasado las mediciones reflejaban una pérdida de más de 21 puntos. Aunque el Gobierno ha obtenido algunos éxitos en la lucha contra las guerrillas, la opinión pública no lo ha visto así.

En este contexto, la semana pasada, el Presidente Santos designó a su Juan Carlos Pinzón como nuevo Ministro de la Defensa. El hasta hace unos días Secretario General de la Presidencia, es un economista y especialista en cuestiones de seguridad, de 39 años de edad, graduado en John Hopkins University y la Universidad de Harvard; además acompañó al Presidente Santos como Viceministro, cuando este fue Ministro de la Defensa.

El Ministro que encabezó los mayores éxitos contra la guerrilla en décadas, no parece querer mantener ese mismo título como Presidente. Las políticas que lleva adelante el gobierno, están más enfocadas a la reconciliación y el desarrollo, como se evidencia de la Ley de Victimas. Pero como la experiencia ha demostrado hasta el cansancio, es más fácil pelear la guerra que construir la paz.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Palabras en el Acto de Imposición de Medallas de la Escuela de Derecho de la Universidad Central de Venezuela. 25 de Noviembre 2010

Evo, Chavez y Cameron: aviones presidenciales y otros gastos