La nueva república del Sur de Sudan


El sábado 9 de julio pasado, se produjo formalmente el nacimiento de un nuevo estado en la comunidad internacional: la Republica del Sur del Sudan.

La división de la antigua República del Sudan en dos estados ha sido uno de los acuerdos fundamentales en las negociaciones por conseguir la paz en este estado del este de África y de esta forma terminar más de veinte años de guerra civil, en un país que desde el fin del dominio británico, no pudo manejar la independencia como consecuencia de las muchas herencias de la era colonial británica.

El sábado pasado asistieron a la ceremonia oficial de la creación nuevo estado, el Sr Salva Kiir Mayardit líder fundamental del movimiento independentista después de la muerte del fundador del ejercito independista John Garang; el Sr. Omar al-Bashir, Presidente de Sudan, el Sr. Ban Kin Moon, Secretario General de la ONU, el General Colin Powell en representación de los Estados Unidos, por nombrar algunos de los líderes mundiales que asistieron a la ceremonia, en la nueva capital Juba.

El proceso que llevó a la independencia del país, ha sido una sucesión de negociaciones que culminaron en un referéndum celebrado en enero pasado, donde la población de las provincias del sur Sudan, que unidas conformarían el nuevo estado, dieron 98% de apoyo a la secesión. El lunes 11 de esta semana, el Presidente Kiir envió una comunicación al Secretario General de la ONU para solicitar el ingreso a la organización. La nueva República seria el miembro número 193 de la organización.

Sin embargo, todos estos hechos se dirigen a intentar contestar dos preguntas: la primera, ¿servirá la creación del nuevo estado para detener la guerra civil en esa zona?, y la segunda, ¿podrá el país transitar por una senda de desarrollo razonable para su gente?

Para muchos, la posibilidad de paz es mucho mayor con dos estados en la región que integra el Sudan y que según muchos analistas es un problema heredado del régimen colonial ingles. Para otros, el éxito dependerá de la voluntad política del Gobierno de Sudan con Omar al Bashir a la cabeza para buscar la paz, pero esto parece buscar todas las formas posibles para mejorar sus relaciones con el mundo y anular su orden de captura por parte de la Corte Penal Internacional.

En relación con el desarrollo de la nueva República, el país nace como el segundo lugar menos indicado para invertir en el mundo, según la última edición de la revista británica The Economist, pero la riqueza en minerales y bosques que tiene el país que es rivereño de las altas zonas del río Nilo, podrían ofrecer un gran futuro.

Este pacifico proceso de creación de un nuevo estado, está rodeado del optimismo de la gente que voto pero con grandes dudas por parte de todos. El optimismo de los nacionales del nuevo estado respecto a la posibilidad de desarrollar un gobierno que represente a todos y no solo a un grupo, que tengan un gobierno que no ataque a un grupo, si no que los proteja a todos. Y el pesimismo de los que creen que será difícil. Pero este paso será, seguro, una mejor opción a continuar la guerra por siempre.

Articulo publicado el dìa de hoy en el diario Tal Cual de la ciudad de Caracas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Palabras en el Acto de Imposición de Medallas de la Escuela de Derecho de la Universidad Central de Venezuela. 25 de Noviembre 2010

Evo, Chavez y Cameron: aviones presidenciales y otros gastos