Guayana Esequiba y mediación


Una noticia que puede llenar de optimismo a los venezolanos, es el anuncio por parte del Gobierno Bolivariano de la reunión de alto nivel del mecanismo propuesto por el Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para conseguir una solución práctica al diferendo territorial entre Venezuela y Guyana.

Durante los más de diez años de la revolución bolivariana, el Presidente Chávez siempre ha eludido referirse a la justa reclamación territorial venezolana. Esta circunstancia ha sido muy bien aprovechada por el Gobierno de la vecina Guyana para buscar un final abrupto a la aspiración venezolana, tal y como lo ha señalado el Embajador en Caracas, al referirse a la circunstancia de que ambos gobiernos eran socialistas y que de esa forma, el Comandante Chávez debía finalizar ese tema, por ser una herencia del imperialismo ingles.

Es importante recordar que este mecanismo entre Guyana y Venezuela es una victoria de la democracia venezolana, en especial del Presidente Romulo Betancourt y Raul Leoni, que lograron que la ONU reconociera el despojo que el Reino Unido le hiciera a nuestro país, de más de 150.000km2. en el Tribunal de Paris en 1899. Luego de una larga negociación, la ONU obligó al Reino Unido que se sentará a negociar bilateralmente, una solución práctica. Luego, Guyana se independizó y cambiaron muchas cosas.

El mecanismo en vigor, es un buen oficiante, con dos representantes de alto nivel de cada país. En el caso guyanés, es Ralph Ramkarran, un reconocido político que detenta la representación de su país desde hace 17 años. En el caso venezolano, el nuevo representante es el embajador Roy Chaderton, quien bajo la administración actual fue Ministro de Relaciones Exteriores, pero es un diplomático con largos años de experiencia en la vieja casa amarilla. El buen oficiante, designado por el Secretario General de la ONU, Norman Paul Girvan, jamaiquino, antiguo Secretario General de la Asociación de Estados del Caribe, tiene responsabilidad más grande. Ya que esta posición, de acuerdo con la Carta de la ONU y el Acuerdo de Ginebra, permite ofrecer la solución que mejor se pueda adaptar a ese mandato de conseguir una solución práctica. No tanto recuperar el todo el territorio, porque eso sin duda sería muy difícil, pero sí que nuestro país pueda reivindicar nuestros límites históricos. .

Sin embargo, lo fundamental para nuestro país en esta etapa, es transmitir el conocimiento y la confianza de que el territorio Esequibo fue y es venezolano. La forma como el país ha ido perdiendo la percepción de que esa zona, que aparecía con barras rojas y blancas es venezolana, es casi permanente. La profusión de mapas comerciales y no certificados en internet, han hecho desaparecer de casi todos los trabajos escolares, universitarios y de la vida diaria en general la idea de que podemos recuperar ese territorio. Aunque jurídicamente tengamos aún grandes posibilidades de conseguir parte de su control.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Palabras en el Acto de Imposición de Medallas de la Escuela de Derecho de la Universidad Central de Venezuela. 25 de Noviembre 2010