Claves para entender la guerra en Libia


La ola de movimientos anti-gubernamentales en el mundo árabe parece haber llegado a un dique. Dos dictadores en dos meses, era un promedio muy optimista para ser verdad. Pero así fue, Túnez en Enero y Egipto en Febrero. El calendario de marzo, tenía a la Libia de Gadafi de esperando con todos los días en blanco. Pero las cosas están en un momento difícil, e incluso muy pesimista para las fuerzas rebeldes al gobierno.

Tratemos de hacer un análisis de la actuación de la comunidad internacional, para entender el mapa de ruta que tenemos en el futuro.

La comunidad internacional representada en la ONU actuó de manera conjunta y contundente. Suspendieron a Libia del Consejo de Derechos Humanos, donde había sido electo con el voto mayoritario de esa instancia. El Consejo de Seguridad utilizó toda la fuerza de la legalidad internacional, tratando de abrir un canal de negociaciones. Se bloquearon todas las operaciones internacionales, se embargaron las armas y se remitió el caso a la Fiscalía General de la Corte Penal Internacional. Los grandiosos depósitos personales de Gadafi en Europa también se congelaron. La comunidad internacional esperó algunos días, mientras muchos estados se recriminaban entre sí la reinserción de Gadafi en el juego de la política internacional: Londres lamentaba la liberación en el 2009 del terrorista que voló un avión de Pan Am sobre Escocia y en Roma se lamentaban la invitación a la reunión del G8 en Italia en ese mismo año.

Por otro lado, la organización regional donde actúa Libia es la Liga Árabe, que agrupa a los 22 estados de esa región. La Carta de la ONU autoriza a estas organizaciones regionales como la Liga, la OEA o la Unión Europea, a buscar soluciones a las crisis en sus áreas de influencia. Esta organización suspendió a Libia del Consejo de la misma y de todos los organismos que integran ese sistema. La Liga no posee un sistema de protección de las personas como el caso de la OEA o de la Corte Europea. Es por ello, que la mejor herramienta que consiguieron para presionar a Libia fue solicitar a la ONU que aprobara una zona de exclusión de vuelos para salvar a la población en rebeldía contra el Gobierno de Gadafi.

El Consejo de Seguridad ahora se paraliza y no consigue el consenso necesario para usar la fuerza contra Gadafi. La doctrina imperante en la ONU del Derecho de Protección de las Personas (Right to Protect R2P en ingles), se paraliza por los grandes intereses económicos y políticos. Mientras tanto la represión y la muerte avanzan. Alemania encabeza las dudas de la intervención, por solidaridad se le unen China y Rusia.

El final, no dependerá del resultado de las batallas en las zonas ocupadas, si no el apoyo político y económico para mantener en el tiempo las sanciones contra el Gobierno de Gadafi.


Nota: Este artículo fue publicado el 18.3.2011 en el diario Tal Cual, pero fue escrito el 16.03.2011, horas antes de la aprobación por parte de la ONU de sanciones para Libia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Palabras en el Acto de Imposición de Medallas de la Escuela de Derecho de la Universidad Central de Venezuela. 25 de Noviembre 2010