Santos: Una victoria de Uribe


La contundente victoria de Juan Manuel Santos en la primera vuelta de las elecciones parece haber sorprendido a mucha gente. Sin embargo, la victoria del oficialismo en Colombia está construida sobre una serie de realidades bastante contundentes.

1. La popularidad del Presidente Uribe, según los sondeos más recientes se ubica en más de 68% de aceptación, luego de dos periodos de gobierno. Santos se presenta con el partido de Uribe y el sucesor del mismo.

2. El declive de los partidos tradicionales en Colombia, liberales y conservadores, es un hecho que se viene consumando año por año. Aunque los resultados fueron mejor de lo esperado, no representaban un peligro para la opción oficialista.

3. La candidatura de Antanas Mockus, como propuesta fresca y novedosa está edificada sobre una realidad urbana y joven, que no representa el total de la Colombia profunda. El voto joven representado en los más de 600.000 seguidores en facebook y otras redes sociales no pueden contabilizarse como votos.

4. La realidad que reflejaban las encuestas, fueron el producto de trabajos de calle que no median el momento exacto de las elecciones. La autoridad electoral colombiana prohibió la publicación de encuestas desde una semana antes de las elecciones. Debemos recordar que el trabajo de campo para una encuesta confiable, debe tomar algunas semanas para su procesamiento. De tal forma que la percepción del público podría haber cambiado.

5. El cambio de la opinión pública podría ser el efecto de los siete debates televisivos, que enfrentaron a los 5 principales candidatos en pugna. En ellos, Juan Manuel Santos y German Vargas Lleras, se lucieron de manera clara. Mientras que Mockus y Noemi Sanin no pudieron convencer en las pantallas de la TV. Pardo y Petro, liberal y militante del M19, no pudieron eludir el peso histórico de sus instituciones. El último debate se llevo a efecto el viernes en la noche, pocas horas antes de la apertura de las elecciones.

6. El discurso de Mockus tuvo dos grandes defectos: un tono muy académico y profesoral que no facilitó la comunicación directa en medios masivos. El segundo, cambió y explicó en varias ocasiones sus afirmaciones, en particular la muy famosa frase: “admiro algunos aspectos del Presidente Chávez..” Varias intervenciones debió dedicar para ajustar su pensamiento al tiempo de la campaña electoral.

Si las tendencias se mantienen para la segunda vuelta en dos semanas, no parece que el panorama electoral pueda cambiar. Pero la política como el beisbol, sólo se acaba el juego en el out número 27.

Artículo publicado en el diario El Nuevo Pais. Caracas. 6 de junio 2010.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Palabras en el Acto de Imposición de Medallas de la Escuela de Derecho de la Universidad Central de Venezuela. 25 de Noviembre 2010