Diez cumbres del ALBA y buscando definiciones


El día viernes 25 culminó la Cumbre de Otavolo, X Cumbre del ALBA. Un mecanismo que logra realizar diez reuniones presidenciales debería presentar avances en su naturaleza política o institucional. Pero luego de 10 reuniones, el mecanismo sigue en una aparente indefinición.

El Alba nació como Alternativa Bolivariana y ahora es Alianza Bolivariana-Tratado Comercio de los Pueblos. Este último encuentro fue la Cumbre Indígena, por ser tribuna para 300 etnias y poblaciones originarias del continente. Allí se asumió el compromiso de lograr la multiculturalidad y la plurinacionalidad en el continente.

El ALBA protagoniza un debate político fundamental en la región: es integracionista pero se declara unionista. En teoría se rechaza el proceso de integración con un acento económico y comercial, por aspectos más políticos y de solidaridad.

Pero, el ALBA no tiene personalidad jurídica internacional; es decir, no es una organización internacional. La Asamblea Nacional Venezolana o alguno de los ocho miembros que conforman la alianza no han aprobado la pertenencia o las normas de este grupo. Pero en paralelo, existe un Banco del ALBA aprobado mediante tratado suscrito por 5 países del grupo y ratificado por la Asamblea Nacional Venezolana en diciembre 2008. Esto se repite en otras áreas como la energía o la educación.

El ALBA se define como un defensor del estado y la soberanía, pero al mismo tiempo solicita la formación de estados plurinacionales o la participación de grupos sociales de países que no pertenecen a la agrupación. Por ejemplo, los grupos sociales de Guatemala permanecen como parte del ALBA, aunque su gobierno se haya retirado de la agrupación. Por otro lado, la prensa ecuatoriana reportaba que cientos de indígenas protestaban a las puertas del Coliseo Federico Paez de Otavalo, por su exclusión de la reunión.

Sin embargo, al intentar ubicar analíticamente una organización similar en la política internacional, quizás el más cercano sería el Consejo de Ayuda Mutua Económica CAME, que unía a los países socialistas alrededor de la economía de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Estos dos sistemas comparten muchos elementos, como la ausencia de institucionalidad jurídica definida u objetivos económicos, ya que la agenda en ambos esquemas es la solidaridad internacional.

Sin embargo, con tantas instituciones que se dicen integracionistas el reto del continente sigue intacto: una verdadera integración continental.

Comentarios

Profeballa ha dicho que…
Hola profe!!. Magnífico blog. Lo he colocado en mis links.
Saludos.

Entradas populares de este blog

Palabras en el Acto de Imposición de Medallas de la Escuela de Derecho de la Universidad Central de Venezuela. 25 de Noviembre 2010