Las bases de la cooperación internacional del Gobierno Bolivariano de Venezuela


El viernes pasado, el Gobierno Bolivariano de Venezuela, en cabeza del propio Presidente de la República sentó las bases de la política de cooperación internacional: no a las ideologías, simplemente comercio.

El Presidente Chávez explicó que el Gobierno había recibido ofertas de venta de electricidad de Colombia, Brasil y Argentina. Además, reveló en transmisión de VTV, que habían adquirido a la Empresa de los Estados Unidos General Electric, un conjunto de plantas eléctricas que llegarían el 8 de marzo.

Ratificó en su intervención el Presidente dos elementos muy claros: Primero: “Esas plantas no tienen ideología, no tienen nada que ver con un gobierno” y Segundo: cualquier cooperación no será gratuita sino que será comprada.

Estos lineamientos de política internacional llenarán de gran tranquilidad y sosiego a los funcionarios que tienen su responsabilidad el manejo del área. La compra de energía eléctrica a Colombia, previo pago por parte de nuestro país, podrá efectuarse tal y como sugerimos en una columna del 10 de enero pasado; esta es la opción económica y técnica mas viable para paliar, que no solucionar, el déficit de energía eléctrica que sufre nuestro país. Las ofertas que mencionó el Presidente de Brasil y Argentina deben ser evaluadas bajo esta doctrina Chávez. La interconexión con Brasil es viable técnicamente; el caso argentino, parece más cerca del gaseoducto del sur que de una realidad palpable.

Las dudas y temores que explicaban algunos altos funcionarios en los días posteriores a la oferta colombiana deben haber desaparecido después de la transmisión del viernes. El Presidente Chávez ha intercambiado agresiones con los Estados Unidos desde hace 10 años y eso nunca ha interrumpido el fluido de petróleo y los dólares que se consiguen por esa venta. Igual podríamos decir de muchas compañías petroleras, cuyas relaciones con PDVSA han tenido momentos críticos, pero siempre llegan al necesario punto de encuentro.

El corolario de la doctrina chavista en materia de cooperación internacional, podría estar basado en una interpretación más profunda de las teorías marxistas, como el caso del materialismo histórico y su contenido economicista; o quizás simplemente la crisis que enfrentamos, sea mayor de lo que pensamos.

En cualquier caso, esperemos que en el corto plazo nuestro país retome la racionalidad económica y por ejemplo, regrese como miembro pleno a la Comunidad Andina.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Palabras en el Acto de Imposición de Medallas de la Escuela de Derecho de la Universidad Central de Venezuela. 25 de Noviembre 2010