La Comisión Interamericana de Derechos Humanos: la visita postpuesta a Caracas


Los derechos humanos (DDHH) son garantías internacionales de protección a las personas, que establecen requisitos mínimos de desempeño de los estados. Y como tal, solo pueden ser reclamados cuando el estado desconoce esos mínimos requisitos. Veamos un ejemplo.

Venezuela, golpe de estado del 4 de febrero de 1992. Cuando el gobierno encabezado por Carlos Andrés Pérez intentó castigar a los culpables, lo hizo a través de la creación de Consejos de guerra accidentales. Estos fueron anulados por la Corte Suprema de Justicia porque no llenaban los requisitos mínimos contenidos en los DDHH; ya que toda persona debe ser juzgada por un tribunal imparcial, creado de manera previa a la comisión de los hechos. No hizo falta acudir a la instancia internacional, porque el tribunal nacional resolvió el problema.

Diez años después otro golpe de estado, 11 de abril de 2002. Los acontecimientos previos estuvieron llenos de muerte y represión. La magnitud del golpe, obliga a la OEA y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH a intervenir en el país; se solicita información sobre las condiciones del Presidente detenido y de muchos civiles desaparecidos. Luego la OEA y la CIDH se desplazan al país y empiezan a mediar en un país que se había divido de tal forma, que nada garantizaba el respeto a los DDHH, entendidos otra vez, como mínimos de desempeño del estado. En otras palabras, no existía una Corte Suprema o una autoridad que como en 1992 pudiera garantizar una acción eficiente del Estado. Los juicios que se han efectuado hasta ahora para castigar los delitos de esa fecha, no llenan los requisitos mínimos, los ejemplos los pistoleros de Llaguno declarados inocentes o los comisarios condenados como colaboradores, son diferentes caras de una misma moneda.

La CIDH no terminó su función en Venezuela. Estuvo en Caracas en el año 2002 y desde esa fecha le solicita al Gobierno regresar, para cerrar los expedientes abiertos como consecuencia de las violaciones de los DDHH de esa fecha, que siguen abiertos y profundizándose.

La solicitud de la Mesa Unitaria de la oposición de pedir el regreso de la CIDH debería ser un clamor nacional, donde se uniera la Defensoría del Pueblo y la Fiscalía General para ayudar al país a cerrar esas heridas, aún sangrantes de la historia contemporánea.

Comentarios

Julio César Martínez G. ha dicho que…
Buenas noches.
Luego de leer este artículo y otros de su autoría en el Nuevo País, considero que como ciudadanos venezolanos, debemos crear ideas que logren presionar a los organismos internacionales (CIDH, ONU, OEA, ETC.)a insistir y obligar a nuestro gobierno a permitir la visita, seguimiento y conclusión de su trabajo en Venezuela.
Una humilde idea por ej. sería Proponer un Boicot a la compra de productos y/o servicios de Empresas Trasnacionales, de X país (para no mencionar alguno en específico) como ciudadanos y por un tiempo aprox. ej. de 3 meses, para que se sienta el peso de las decisiones de un colectivo unido como el venezolano.
Otras ideas y/o sugerencias, pudiera ud., plantearla y lo invito respetuosamente a visitar mi blog: lagoajiraprimero.blogspot.com
donde también podemos intercambiar ideas y opiniones.
Julio César M.

Entradas populares de este blog

Palabras en el Acto de Imposición de Medallas de la Escuela de Derecho de la Universidad Central de Venezuela. 25 de Noviembre 2010