Con el fin del ALCA, todos perdimos.



Un Fracaso para todos:
El ALCA fue el primer proceso de negociación conjunto, paritario e igualitario entre los países del continente americano con los EE.UU.
El lanzamiento en la Cumbre de Miami en 1994, con el Presidente Clinton a la cabeza era el mejor augurio para el camino que emprendía todo el continente, con la tradicional ausencia de Cuba. Miami, el sitio ideal, la capital comercial de la América Latina.
El proceso arrancó con la creación de grupos de trabajo, donde cada país se encargaría de los temas que fueran más importantes para su agenda internacional. De esta forma, cada gobierno construía una negociación destacando sus fortalezas y al mismo tiempo minimizando sus diferencias. ALCA parecía hacer posible lo imposible, países con pequeña capacidad de negociación lograban imponer puntos de vista a los grandes socios comerciales. Se rompía el tabú de las agendas de negociación.
Luego los grupos reaccionarios tomaron la bandera anti-ALCA: antiglobalizadores, ONG´s y varios gobiernos. No fue difícil romper el consenso, la negociación perdió empuje y progresivamente desapareció su importancia. Se impuso la agenda de negociación comercial unilateral.
Mientras algunas potencias regionales celebraban el hundimiento del proceso negociador, los países pequeños fueron embarcados solos en una negociación sin contrapesos. Al principio, Centro América en el acuerdo con EE.UU. al cual se le sumó República Dominicana (CAFTA-DR). Luego vendrían los acuerdos de libre comercio con Perú y Colombia. Estos acuerdos son trozos aislados del ALCA, que dentro de un acuerdo global habrían permitido un resultado más favorable para los países con menos posibilidades y un comercio más justo y diverso para las potencias tradicionales. Un fracaso para todos, una promesa autocumplida para todos.
El futuro está por escribirse, las crisis económicas son el comienzo del proteccionismo que como en un círculo vicioso, empeora a todos, incluso a quienes pretende ayudar.
Un relanzamiento del ALCA no parece posible. El momento de la negociación pasó. Habrá que buscar nuevas oportunidades, pero eso será en el futuro.

Publicado en el diario, El Nacional, Caracas. Abril, 15, 2009

Comentarios

Entradas populares de este blog

Palabras en el Acto de Imposición de Medallas de la Escuela de Derecho de la Universidad Central de Venezuela. 25 de Noviembre 2010