Obama toma el control del país


El Presidente Barak Obama habló por primera vez frente ante el Congreso esta semana. Su entrada al Senado, fue la apoteosis de un hombre en el que están puestas todas las esperanzas. Pero su discurso económico, dejo un claro mensaje político: Estados Unidos surgirá más fuerte.

La crisis mundial es una crisis de confianza, antes que financiera, económica o incluso política; y las medidas que desarrolla el Gobierno de los EE. UU. en los últimas semanas están dirigidas en ese sentido.

Las decisiones de elevar la cobertura del Seguro de Depósitos Federales a US $ 250.000 por titular en cada cuenta domiciliada en el país; otorgar préstamos a las entidades bancarias con problemas de liquidez o estructurar las ventas de aquellas entidades que no puedan ser rescatadas, han generado confianza.

En este sentido, mucho se ha especulado sobre la nacionalización de los bancos en EE.UU. Cuando se habla de nacionalización se refiere a la entrega de acciones de los bancos que reciben esas ayudas para salvaguardar esos préstamos, es decir, se convierten en garantías de pago. Algunos opinadores se han referido a que los empleados de esos bancos se convertirían en funcionarios de los EE.UU. Nada más alejado de la realidad. Lo que sí ha logrado ese control de las acciones por parte del Gobierno Federal de los EE.UU., es limitar los sueldos y beneficios de los Ejecutivos y Directivos. Un banco que está en problemas, no puede pagar a sus ejecutivos por un trabajo que no es bueno.

Las señales que comienzan a percibirse son interesantes. Las acciones de algunas de las compañías emblemáticas del capitalismo global cuestan menos que sus propios productos, por ejemplo, una tostadora General Electric cuesta más que unas de las acciones de esas compañías. (US $ 11 vs US $ 4) Pero por el otro lado, los Bonos de Tesoro de los EE.UU. se han convertido sin duda en la inversión más segura del mundo y se afianzan con las medidas del Presidente Obama. En las últimas rondas de adquisiciones, los inversionistas pagaron más por esos bonos que su propio valor nominal. Es decir, pagaron más de lo que valen, por su seguridad y disponibilidad en los mercados.

Obama complementa el plan con leyes especiales de protección de deudores hipotecarios, ayudas a la clase media y un presupuesto que apalanca el crecimiento económico. Por los resultados de los primeros días, las medidas son las correctas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Palabras en el Acto de Imposición de Medallas de la Escuela de Derecho de la Universidad Central de Venezuela. 25 de Noviembre 2010