Venezuela aisla a sus ciudadanos del mundo


La política sistemática del Gobierno Bolivariano en contra del comercio internacional en el continente, comienza a dar sus frutos. La prohibición de venta de productos venezolanos en el mercado chileno, por parte de un grupo de supermercado bajo el control de una cadena estadounidense; los operativos de seguridad a buques venezolanos o que hayan tocado puerto nacional antes de entrar en las aguas de EE.UU.; los progresivos y crecientes controles de las inversiones venezolanas; los anuncios obligatorios por parte de la Agencia de Seguridad del Transporte de EE. UU en relación con la seguridad de los aeropuertos, son las señales constantes de las respuestas a la política venezolano por casi una década. Pero además, son violaciones del derecho internacional económico.

Pero el tema es que no tenemos ni dónde, ni cómo defendernos. Venezuela dirigió la ruptura de las conversaciones del Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA), donde había grupos de trabajo para ventilar problemas en el área comercial. La denuncia del Acuerdo del Grupo de los Tres, les quitó a los venezolanos no sólo el mercado de México, sino un mecanismo para solucionar sus controversias comerciales. La salida de la Comunidad Andina (CAN), nos ha sumido en un vacío jurídico que se vuelve cada día mas grave, pero también nos quitó a los venezolanos el Tribunal Andino de Justicia donde pelear discriminaciones e incumplimientos de sus acuerdos.

La propaganda oficial empapeló el país de murales indicando que ya éramos parte de Mercosur, cuando la verdad es que no formamos parte del grupo y peor aún, no tenemos una instancia jurisdiccional donde denunciar las discriminaciones de las cuales seamos victimas con nuestros socios del sur.

Además, en Diciembre, el Tribunal Supremo de Justicia decidió solicitar al Ejecutivo la denuncia de la Convención Americana de Derechos Humanos y como afirmó el Presidente Chávez, Cuba ha estado fuera de la OEA por más de 40 años y nadie se ha muerto. Por último, recordar las voces que han pedido la salida del Banco Mundial, el Fondo Monetario, la Organización Mundial del Comercio, entre algunas de las organizaciones internacionales, es simplemente una nota de pie página en este largo memorial de agravios a la actuación internacional de la República en defensa de sus propios intereses.

El Derecho Internacional no es una conquista de las grandes potencias, sino limites construidos por los países y la sociedad en general, para poder controlar precisamente a esas grandes potencias. Aislarnos no ataca a nadie y nos perjudica a todos, nos deja cada vez más solos y sin defensas.


Ilustración: Picasso, la masacre de Korea

Publicado en el diario El Nuevo Pais. Caracas. 1 de febrero 2009

Comentarios

Entradas populares de este blog

Palabras en el Acto de Imposición de Medallas de la Escuela de Derecho de la Universidad Central de Venezuela. 25 de Noviembre 2010

Evo, Chavez y Cameron: aviones presidenciales y otros gastos