Los piratas y el Consejo de Seguridad.


El día miércoles, el Consejo de Seguridad de la ONU acordó por unanimidad reprimir a los piratas que en África han secuestrado más de 200 barcos en los últimos meses. En una resolución presentada por los Estados Unidos y secundada por Bélgica, Francia, Liberia y Corea del Sur, decidieron otorgar a la comunidad internacional la autorización para que puedan entrar en aguas sudanesas a detener la acción de los piratas que atacan esa zona del mundo.

Los piratas son una consecuencia de la guerra civil que se desarrolla en Somalia, han secuestrado desde barcos de pasajeros de lujo franceses, cargueros petroleros sauditas e incluso un barco carguero con 33 tanques de fabricación rusa T-72, según confirmaron fuentes ucranianas.

Estos piratas operan en el océano índico, en el Golfo de Adén, convirtiéndola en la zona más peligrosa del mundo. Las fuerzas navales de 9 países bajo el mando conjunto de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), han intentado sin éxito detener este delito internacional, el primero en ser elevado a tal categoría por el Derecho Internacional en el siglo XIX.

Estos piratas han logrado obtener más de US $ 150 millones en rescates, por parte de dueños de barcos, armadores y aseguradoras, convirtiendo estas aguas en una de las más lucrativas para las actividades delictivas.

Pero todo llega a su final, el Gobierno Chino, principal factor que ha impedido con el uso del veto en el Consejo de Seguridad, cualquier condena en África, como los casos de Mugabe en Zimbague o Darfur en Sudan, decidió sumarse a la votación, e incluso ofrecer su armada para patrullar y detener a estos piratas.

La represión de este crimen internacional, redundará de manera inmediata la baja de los fletes de transporte para esa zona del mundo, normalizando el comercio internacional en una región que requiere de alimentos y compromiso para llevar la paz. Esperemos que el nuevo año traiga tranquilidad en la zona.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Mientras tanto, esta semana se celebró un encuentro suramericano de proporciones colosales, 4 cumbres al mismo tiempo, todos los presidentes latinoamericanos debían atender en diferentes sillas, los más diversos foros: MERCOSUR, Grupo de Río, UNASUR y otros tantos. No existe región del mundo donde se reúnan con mayor frecuencia los jefes de estado y al mismo tiempo, estén tan desunidos y sordos a la integración. A la vista salta, 2 presidentes no asistieron y un gobierno amenazó con salirse de todo, si elegían a otro expresidente secretario general de UNASUR. América Latina más desunida que nunca. Pero eso, será parte de nuestro análisis de cierre del año, el próximo domingo.

Feliz Navidad.

Publicado en el diario El Nuevo País. Caracas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Palabras en el Acto de Imposición de Medallas de la Escuela de Derecho de la Universidad Central de Venezuela. 25 de Noviembre 2010